Domingo

cab-portbarton-2

Es domingo, el día que acaban las páginas.

Mis pies se funden en la arena, el mar nos abraza las piernas al nadar, nuestros sueños se diluyen en el agua salada. Se acaban las palabras, quiero vaciarme de todas ellas. En mi corazón un verbo se ha dormido, palpita al son pero no sale, palabras por el cuerpo, notas en la garganta, letras en los párpados.

Escribo y mis manos delatan otros senderos. Está mi abuelo, en un camino de piedras en Andalucía, hace sol y bochorno. Fotografías de luz. Palabras inconexas. Una revuelta, un caos desigual. Me despido de las palabras, dejo de escribir. Describir. Delimito sin dibujar. Los días se borran. La memoria se escapa.

Te doy una palmada, grito.

Hay algo tremendo en la naturaleza, en la soledad, en un lugar perdido. Salgo al bosque y encuentro a mi niña salvaje corriendo. Hablamos. Le cuento sobre la lucha, el espejo, desviando la mirada de la noche, de mis ojos negros. Intentando mantener el corazón abierto, sin esconderme en las figuras de papel. Destapándome de nuevo. Viajando por dentro.

Quería más, saltar, seguir, insistir, sin mirar adentro. Volar. Pero esta vez he aterrizado antes. Y me encuentro delante de ti. Mío. Mis ojos me molestan y mi cara no me contesta a lo que le pregunto. Está impasible ante mi mirada, no reacciona a mis dudas, a lo que yo quiero que me conteste. Me siento y la escucho. Es la niña salvaje, son los sueños guardados. Son las listas inacabadas, es ordenar y ver que no hay tanto, que se ha perdido mucho, que falta un trozo otra vez.

Cuando me escondo, me veo bonita, elocuente, sagaz, libre de yoes que me atacan. Cuando me veo, las formas derivan en señas, y mi rostro muestra los arañazos de la vida. Un gato, veinte almas, treinta noches. Si me desnudo, me veo los nudillos, la sequedad de mi piel, cómo roza con las sábanas, si me tapo, los rostros se confunden en mí.

¿Qué he aprendido? Que un sueño de una lista, cuando se hace realidad, no es ese sueño, es otro con vida propia, que crece como quiere. Que dos son uno y que a veces uno no es dos.

Que las miradas transmiten mucho más que las palabras. Que no hace falta estar lejos para sentir mares entre personas, y se puede estar lejos, sintiendo el calor del amor.

Que la bondad no entiende de culturas, y que hay mucha, mucha gente que prefiere vivir a sobrevivir, aunque no tenga pan para mañana, prefiere un abrazo y una charla, que un coche. Prefiere vivir viajando que morir estancado, pero también he visto gente que ama su tierra y que moriría por ella.

Que el color de la piel cambia, como los camaleones. Y que lo bonito sólo depende de los ojos que lo miran.

Que en esta vida lo más importante es el amor, y vivirlo, saborearlo, gastarlo, despellejarlo. Que aprender se aprende a cualquier edad y en cualquier parte.

Que cada adiós es una despedida. El destino no avisa.

Que no se echa de menos cuando no se tiene, y que lo que poseemos no es parte de nosotros.

Que viajar, te da una mirilla para ver tu vida, en la que el pasado se congela y el presente va muy deprisa. Los días son largos y cortos, y la intensidad de los momentos varía tanto como el viento.

Que casa es cualquier parte, pero familia y amigos sólo hay unos. Que podemos tener mil cosas, pero sólo quiero ser feliz y amar.

Que quiero seguir viajando aunque sea en mi ciudad, que no quiero hacer planes de vida más allá del amor.

Que sólo lo de dentro importa, ese que palpita, ese que llora, sonríe, se mea de risa. Que salta al vacío sin paracaídas, que dice te quiero aunque se muera de vergüenza, que encuentra en lo feo algo bonito.

Volvería a hacerlo todo otra vez, no dudaría en volver a empezar. Y que esto no se acaba… sigue y sigue.

Mi mejor recuerdo serán las infinitas sonrisas recibidas. Y tu amor. Y las ganas de empezar de nuevo cada día.

Que quiero ser otra persona pero la que veo ahora la acepto tal como es, la valoro, la aplaudo. La quiero admirar por lo que es y de donde viene.

He luchado y nadie ha ganado, voy hacia dónde quiero ir. Y cada paso es una victoria.

Hasta luego, nosotros seguimos.

De O para I.

Fotos: O e I.
pinata-pbpinata-pb_2port-barton-playa nagtabon-beach party-boy party PBpalawan street-play-2 play street-play DSC04342 coconutplaya-pb barber-shop- girl-port-bartonport-barton-3 basket port-barton-4 el_nido

Share on FacebookPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

6 Comments

  1. Mireia · 26 febrero, 2015 Reply

    Quina sensibilitat! Com sempre m’emociona, t’has obert a nosaltres, gràcies això no és fàcil, parlar d’amor i del viatge fantàstic, que creix com vol, com les coses bones de la vida.

    Us envio un petó enorme, tinc ganes d’abraçar-te, i ens farem una foto 🙂

  2. XIMO · 26 febrero, 2015 Reply

    vosotros seguir yo desde la distancia os acompaño
    Gran viaje estamos teniendo
    Besos

  3. carmen · 26 febrero, 2015 Reply

    Estic emocionada i contenta per tu. Admiro la teva capacitat d’estimar, las teves ganes de viure i gaudir del que et dona la vida. També del que no et dona.
    De la teva seguretat de saber el que vols i el que no vols. Dels moment d’inseguratat. Dels teus valors i les teves qualitats i defectes. De la teva sinceritat…

    He vist, una vegada més, la bebé que amb aquells ulls grans i foscos, amb un minut de vida s’ho mirava tot tranquilament, estranyada i encuriosida .

    On sóc ara?. I tu qui ets?. Qui soc jo?

    T’Estimo. Molts petons als dos.

  4. nano (marianna) · 26 febrero, 2015 Reply

    T’estimo molt…….. I miss you! M’encantes. Un petó gegant. Continua caminant… i si poi chiama un taxi??? jijij petonarrus

  5. ju · 27 febrero, 2015 Reply

    Hola! m’encanta com et precipites explicant-nos el teu viatge senssacional i com t’atures a les reflexions emocionals; cada pas pot ser el que volguem, inclús pot ser un pas.
    Petons mil

  6. Maricris · 27 febrero, 2015 Reply

    ¡Qué preciosidad! En cada escrito me emocionas más…¡Te quiero mucho! Muchos besos artistas-escritores

Leave a reply